Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puedes obtener más información acudiendo a nuestra política de cookies.

Pulse el botón aceptar, para confirmar que ha leído y acepta nuestra política de cookies. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Cómo creamos los entrenamientos de ciclo indoor

En este artículo te vamos a enseñar el proceso que seguimos los instructores de ciclismo indoor para crear un entrenamiento, desde la idea inicial hasta el momento de compartirla con nuestros alumnos en el gimnasio, o en nuestro caso hasta la grabación de la clase que es la forma en la que compartimos nuestros en trenamientos virtuales con vosotros.

Te va a sorprender, porque la mayoría de la gente no sabe todo el trabajo que hay para crear un entrenamiento de cicloindoor, muchos se piensan que es simplemente seleccionar música y ponerte a pedalear, pero la creación de una clase es prácticamente un arte que consume muchas horas, e incluso días, para llegar a crear una buena clase. Así que, tanto si haces clases virtuales con nosotros desde casa, como si haces clases presenciales de cicloindoor en cualquier gimnasio del mundo, creo que te va a gustar conocer el proceso de creación de los entrenamientos y hará que a partir de ahora veas con otros ojos a ese instructor con el que tanto disfrutas entrenando.

Las primeras clases de ciclismo indoor se creaban en CD o cassete en esos años en los gimnasios se trabaja usando el CD y algunos usaban cintas de casette. Lo habitual era preparar un CD con unas cuantas canciones sin mezclar y esa era la clase.

Desde aquellos tiempos las cosas han cambiado mucho, sobre todo gracias al avance de la tecnología, lo cual ha sido muy beneficioso para los alumnos que pueden disfrutar de mejores entrenamientos, beneficioso para los instructores porque nos da una mayor flexibilidad creativa a la hora de crear entrenamientos, pero al mismo tiempo ha complicado bastante el trabajo de creación de los entrenamiento.

Es fácil pensar que la creación de una clase consiste únicamente en seleccionar buena música y subirte a la bici, por eso te vas a sorprender cuando conozcas los pasos que seguimos los instructores para preparar un entrenamiento.

Antes de comenzar, querenmos que tengas en cuenta que la creación de una clase es un proceso creativo que se parece mucho a la creación de arte, con lo cual no hay un proceso estándar que todos los instructores sigan a rajatabla a la hora de crear una clase, depende en gran medida de la creatividad del instructor y del día específico, pero más o menos todos seguimos unos pasos similares que es el proceso que yo te vamos a explicar.

La idea del entrenamiento

El primer paso consiste en encontrar la idea inicial de la clase y del entrenamiento a realizar. La idea inicial es la semilla a partir de la cual creamos los entrenamientos. Esta idea puede surgir de muchas formas, lo más habitual es que la idea surja a partir del entrenamiento que quieres crear, es decir, tienes en mente una gráfica de entrenamiento que te gustaría crear para conseguir unos objetivos específicos de entrenamieto y a partir de eso comienzas a seleccionar la música. Pero también hay ocaciones en las que el entrenamiento no es el punto de partido, y la idea surge de otras formas, como por ejemplo, puede surgir por una canción que te d a la inspiración para hacer una clase en torno a dicha canción, o quizás por una historia que crees que puedes trasladar a una clase, o quizás quieres hacer una clase con una temática musical y que todas las canciones sean del mismo estilo. En estos casos, la idea inicial aparece antes que el propio entrenamiento.

En cualquier caso, una vez que tenemos la idea inicial de la clase lo habitual es pensar en el entrenamiento que servirá de base para el desarrollo de la clase.

Es decir, no siempre que creamos clases comenzamos pensando en el entrenamiento, depende en gran medida de cuál ha sido la semilla creativa, pero una vez que tenemos la idea lo que hacemos es pensar en cómo ajustar un buen entrenamiento antes de pasar a la siguiente fase..

La música

La siguiente fase consiste en buscar la música y mezclarla. Este proceso es posiblemente el más lento para la mayoría. El tiempo de creación de una clase depende de cada clase, pero lo normal es pasar de 4 horas hasta varias semanas en algunos casos.

La razón de que haya tanta diferencia es, de nuevo, en que el proceso de creación no es matemático, no hay unos pasos que puedas seguir para crear una clase, sino que es más bien creativo, es un arte. Dependiendo del día, de la inspiración, de lo que desees transmitir con la clase, el proceso puede llegar a alargarse mucho.

Para mezclar la música, la mayoría de instructores usan un programa llamado Mixmeister. Es un programa bastante sencillo que te permite mezclar y modificar las canciones de forma bastante creativa.

Una de las cosas habituales que hacemos los instructores es acortar o alargar las canciones para que los tiempos de la canción encajen con los tiempos de entrenamiento que necesitamos, al final estamos entrenando y para hacer un buen entrenamiento es necesario medir los tiempos que dedicamos en cada sitio. Otra de las cosas habituales que hacemos es aumentar o reducir la velocidad una canción. Esto lo hacemos especialmente para garantizar la seguridad y salud de los participantes, porque es posible que algunas canciones sean demasiado rápidas para pedalearlas, lo pondría en peligro la salud de los alumnos, o que sean demasiado lentas y no lleguen a alcanzar la velocidad mínima para obtener ciertos resultados con el entrenamiento.

Este paso de selección y mezcla es posiblemente el más complicado para todos, porque no es un proceso que siempre sea igual, es muy creativo y a veces se producen bloqueos, como en cualquier proceso creativo. Si tenemos suerte y completamos la clase, el siguiente paso es la creación de la gráfica de la clase.

La gráfica

A la hora de preparar la gráfica, nosotros usamos nuestra propia herramienta de creación de gráficas, que entre otras cosas importa directamente el archivo de Mixmeister y crea los puntos de la gráfica automáticamente.

Lo normal sería hacer la gráfica únicamente en potencia, o únicamente en frecuencia cardiaca. Porque a la hora de entrenar usas uno u otro método, no los dos a la vez. Pero a día de hoy hay alumnos que trabajan en potencia y otros en frecuencia cardiaca, así que a no ser que el instructor que está creando la clase trabaje únicamente en un gimnasio donde siempre se usa el mismo método, es habitual que sea necesario crear dos gráficas para adaptarse a cada situación.

La forma en la que nosotros trabajamos es pensando primero en la gráfica de potencia, porque la gráfica de potencia es exacta y más fácil de planificar. Primero hacemos la gráfica de la clase en potencia, y con la clase preparada nos ponemos un pulsómetro y se pedalea en potencia mientras se graban las pulsaciones. Con esa gráfica de pulsaciones luego se vuelve a constructor de gráficas para completar la gráfica de frecuencia cardiaca. De esa manera, la gráfica de frecuencia cardiaca representa de forma más exacta lo que está pasando en el entrenamiento de potencia y entrenes usando el método que uses, los entrenamientos serán equivalentes.

La comunicación

El paso siguiente es la preparación de la comunicación. Llegado este punto pueden pasar dos cosas. Si todo ha ido bien el siguiente paso es preparar la clase para grabarla o para ir al gimnasio a impartirla. Pero si no ha ido bien y al pedalearla no se sentía bien, lo cual es algo habitual, lo que hacemos es volver al paso previo para hacer ajustes de la clase. Es bastante normal hacer ajustes de la clase.

Cuando todo está corre cto llega el momento de preparar la comunicación de la clase, ¿cómo voy a comunicar esta clase a mis alumnos? En este punto nos sentamos con un folio y comenzamos a escuchar la clase al tiempo que pensamos y anotamos lo que podemos decir y hacer en cada momento. Lo pensamos todo, pensamos en la comunicación verbal, lo que vamos a decir en cada momento, y en la no verbal, los movimientos que vamos a hacer para conectar con los alumnos. Ya sabes, cuando levantamos un brazo y demás, pues todo eso suele estar preparado.

De nuevo, continuando con el argumento de que esto es un arte, esta fase de la preparación sería como preparar una pequeña obra de teatro, salvando las distancias por supuesto, pero sí que llegamos a pensar muy bien que podemos decir en cada momento y cómo podemos movernos.

Algunas clases tienen más preparación que otra,e ste proceso depende de la clase, hay clases que se preparan en poco más de una hora, y otras que necesitan mucho tiempo y memorización antes de impartir la clase.

Y llegado a este punto llegamos al momento final...

La grabación o presentación

Si todo ha ido bien, si has preparado la música, el entrenamiento, has probado la clase, la has refinado hasta dejarla perfecta, has preparado toda la comunicación... llega el momento de ponernos delante de los alumnos a intentar hacerlo lo mejor posible. Hay veces que sale perfecto, hay veces que los nervios nos juegan una mala pasada. Todos nosotros nos dejamos la piel por hacerlo lo mejor posible, porque nos apasiona este trabajo, y por vosotros.

Como sucede en cualquier arte, en el momento en el que la obra de arte está expuesta, ya es decisión del que la recibe, que en este caso son los alumnos, opinar sobre lo que le ha parecido.

Todas las opiniones son bienvenidas siempre, porque el arte es así y cada persona tiene su gusto particular. Lo que esperamos es que ahora que conoces el proceso completo de creación de una clase, pienses bien en cómo vas a valorar el trabajo de ese instructor que tienes delante, y que si hay algo que no te gusta, lo comuniques de forma constructiva para que el artista, pueda seguir creando su arte sin desmotivarse.

Esperamos que te haya gustado el artículo. ¡Cuidate mucho! y practica bestcycling.