Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias. Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias.

Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

¿Es perjudicial para el suelo pélvico montar en bicicleta?

Sin duda, practicar deporte y llevar un estilo de vida saludable, es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu suelo pélvico, pero, ¿podría valer cualquier deporte? ¿Es perjudicial para el suelo pélvico montar en bicicleta? ¿Qué podría hacer si siento que ya tengo debilitado mi suelo pélvico? Te lo explicamos y te damos soluciones.

El suelo pélvico, pese a ser una de las partes más importantes del cuerpo de la mujer, y puntualizamos aquí, los hombres también tienen suelo pélvico, sigue siendo un gran desconocido, incluso un tema taboo. Existe mucho desconocimiento acerca de esta parte del cuerpo porque sus funciones pasan desapercibidas en el día a día, y, hasta que no aparece un problema o disfunción en él, no le damos importancia. Para poder entender todo bien, veamos unos datos técnicos.

¿Qué es el suelo pélvico y qué función tiene?

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos que se encuentran en la parte inferior de la pelvis tanto de la mujer como del hombre. Para localizarlo con más precisión, se sitúa dentro del rombo que forman los huesos isquiones, situados justo debajo de los glúteos; y la sínfisis púbica y el coxis. Esos cuatro puntos óseos delimitan el espacio en el que el suelo pélvico se dispone.

El suelo pélvico cumple cuatro funciones importantísimas en nuestro día a día. Estas funciones son:

Función de continencia

El suelo pélvico se encarga de contener la orina, las heces y los gases; y, al mismo tiempo, de dar paso a esas sustancias de desecho cuando lo necesitamos.

Función de sostén

La musculatura del suelo pélvico da sujeción a órganos tan importantes como la vejiga, el útero, la uretra, el recto y el ano.

Función sexual

Mantener en buen estado la musculatura de nuestro suelo pélvico va a garantizar que las relaciones sexuales puedan tener lugar y además sean placenteras.

Función reproductiva

Durante el parto, los músculos del suelo pélvico de la madre ayudarán a la salida del bebé hacia el exterior. Esta función, junto al embarazo son los factores más agravantes para sufrir una disfunción de suelo pélvico, de ahí quizás, que se tienda a pensar que es una disfunción que sólo afecta a las mujeres, aunque podría afectar tanto a mujeres como a hombres.

¿Qué ocurre si se debelita el suelo pélvico?

Las disfunciones de suelo pélvico son mucho más comunes en mujeres y es porque como hemos visto, los factores de riesgo más agravantes son el embarazo y el parto, pero junto a estos también hay otros factores de riesgo como: el sobrepeso, la edad, el estreñimiento o haber sido sometido a alguna cirugía pélvica.

Los factores más agravantes para nuestro S.P son el embarazo y el parto, esto hace que las disfunciones en él sean mucho más comunes en las mujeres, pero junto a estos también hay otros factores de riesgo que pueden afectar a ambos sexos como: el sobrepeso, la edad, el estreñimiento crónico o haber sido sometido a alguna cirugía pélvica.

Si el suelo pélvico pierde firmeza y se debilita, los síntomas o problemas más comunes serían: incontinencia urinaria, incontinencia fecal y de gases, prolapsos de órganos pélvicos, y disfunciones sexuales, que en el caso de los hombres podrían llegar a ver reducida la fuerza de sus erecciones y en las mujeres podrían experimentar dolor durante el coito o disminuir su sensibilidad sexual.

Si sospechas que tienes el suelo pélvico débil, lo ideal sería que realices una valoración muscular por un fisioterapeuta especializado, y así determinar en qué estado se encuentra.

Las 3 mejores actividades aeróbicas para tu suelo pélvico

Muchos estudios han demostrado que las personas que realizan ejercicio físico regular tienen, no solo un suelo pélvico más sano y fuerte, sino con mejor tono muscular que las personas sedentarias.

Existen deportes y actividades aeróbicas que son más favorables y con menor riesgo para nuestro suelo pélvico, y estas serían las actividades aeróbicas de bajo impacto.

Las actividades aeróbicas de bajo impacto son: por un lado, aquellas que al menos uno de nuestros pies está en contacto con el suelo. Por ejemplo: caminar sería un deporte de bajo impacto, al contrario que correr, y, por otro lado, también serían actividades de bajo impacto aquellas en las que contamos con algún tipo de soporte para nuestro peso corporal, como por ejemplo, el agua en natación, o el sillín de nuestra bicicleta.

Veamos entonces 3 de las mejores actividades aeróbicas para el suelo pélvico.

La primera de ellas es el ciclo indoor:

Al contar con un sillín como soporte para nuestro peso corporal la hace una de las más recomendadas para cuidar y proteger nuestro suelo pélvico. Ten en cuenta que hay que poner atención en los momentos que nos ponemos de píe, en esos momentos simplemente tenemos que cuidar nuestra postura y técnica, como en cualquier otro deporte. Por ejemplo: no es lo mismo levantarse y sentarse del sillín, controlando desde el core y también controlando la elongación de nuestra columna vertebral, que hacerlo encorvando la espalda, abombando el abdomen y ejerciendo presión sobre nuestro suelo pélvico, así que aunque se trate de una actividad de bajo impacto totalmente recomendada, te invito a que tengas en cuenta estas pautas, sobre todo si ya has notado algún tipo de disfunción o debilidad en él, para así, disfrutar por completo de todos los beneficios que nos proporciona el ciclo indoor.

La segunda actividad es la elíptica el cuál es un deporte de bajo impacto recomendadas que implica movimiento de grandes grupos musculares, y que además te ayudará a tener un mayor control corporal.

Y por último, caminar ya sea en cinta o en el exterior, es una actividad aeróbica de bajo impacto para tu suelo pélvico, y además para la que no necesitas ningún tipo de material específico.

Podrás encontrar cualquiera de estas actividades tanto en nuestra app, como en nuestro canal de Youtube.

Entrenamiento específico para el suelo pélvico

Todas estas actividades que hemos mencionado, entre otras, son actividades que su práctica puede favorecer el fortalecimiento del suelo pélvico, pero, ninguna de estas actividades va a suponer un entrenamiento específico para tu suelo pélvico.

Así que tanto por prevención, como si ya has empezado a sentir síntomas de debilidad, pérdidas de orina, prolapso o el descenso de los órganos, lo recomendable sería que además de realizar un deporte aeróbico de bajo impacto, te centres en rehabilitar tu musculatura y fortalecerla.

De manera general, tanto el yoga como el pilates, así como las rutinas de Bestbalance, te van a ayudar a mantener el suelo pélvico en forma e incluso a recuperarlo si ya está debilitado; ayudándote a controlar los movimientos desde el core, aportando elongación axial a tu columna y adquiriendo correctos patrones de movimiento y respiración.

Ahora ya sabes que independientemente del estado de tu suelo pélvico, puedes practicar ciclo indoor, y que si lo que buscas además es fortalecer esa musculatura en concreto, existen ejercicios especializados. Si tienes cualquier duda o te gustaría saber más sobre el tema, escríbenos.

Gracias por llegar hasta aquí, nos vemos en el próximo artículo, y mientras tanto, práctica Bestcycling.