Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias. Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias.

Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

¿Por qué no consigo bajar de peso si hago bicicleta?

¡Hola Bestcyclista!

¿Llevas meses, incluso años practicando ciclo indoor, dándole duro a los pedales y no consigues bajar de eso? En este artículo te damos las claves para que todo eso cambie de una vez.

Esto es más común de lo que imaginamos, a veces hacer clases, clases y clases de ciclo indoor, no es una fórmula mágica para conseguir nuestros objetivos. Hay otros factores que debemos tener en cuenta, y sobre todo tener una buena estrategia. Te mostramos 5 de las razones más importantes que te ayudarán en la pérdida de peso.

El descanso

Hablamos de no dormir lo suficiente. La falta de sueño provoca que piquemos entre horas y comamos más de la cuenta. Dormir poco produce hipoglucemia, eso significa que nuestra glucosa baja provocando que queramos comer más y en especial alimentos con azúcar.

Recuerda que debemos dormir entre 7 y 8 horas, sin duda, una buena estrategia, aunque es algo evidente, si te levantas temprano, es irse antes a dormir y cumplir esas 7-8 de descanso.

La variedad del ejercicio

Hacer una única actividad o deporte está muy bien, pero también puede hacer que no lléguenos a cumplir nuestro objetivo. Nuestro cuerpo tiene un nivel de adaptación muy alto y se acostumbra muy rápido a las rutinas. Así que, si sólo haces ciclo indoor, puedes variar tu entrenamiento por otras actividades de resistencia como bestwalking o bestrunning.

Algo súper recomendable, es incluir el entrenamiento de fuerza en tu rutina. Esto puede traerte muchos beneficios, ya que cuando entrenamos fuerza, una de las consecuencias es el aumento de nuestra tasa metabólica, o lo que es lo mismo, que aumenten las calorías que consumimos al día. Y no sólo quemamos más calorías durante y después del entrenamiento, sino que nuestro cuerpo va a consumir calorías incluso en reposo, gracias a ese aumento de masa muscular.

Así que ya sabes, varía tu entrenamiento, incluye rutinas de fuerza y verás como poco a poco lo vas notando. 

La intensidad de tus entrenamientos

Seguro que llevas mucho tiempo pensando que cuando vas a clases de ciclo indoor, si no sales totalmente destruido al acabar, es como si no hubieras hecho nada, y seguro que te has llegado a preguntar ¿por qué no consigo con las palizas que me meto?

Bueno, si lo que quieres es quemar calorías, la clase más dura no suele ser la mejor. Realizar ejercicio físico entre el 60 y 75% de nuestra frecuencia cardiaca máxima, es ideal para quemar calorías, es lo que llamamos las zonas quema grasas que son las zona verde y amarilla o las zonas 2 y 3 en las gráficas Bestcycling.

Pero ojo, nuestro cuerpo es inteligente, se acostumbra a todo con una velocidad sorprendente. Así, si nuestra práctica deportiva es un a rutina sin picos de intensidad, será fácil que nos estanquemos a la hora de perder peso. Por eso una buena estrategia es variar la intensidad de nuestros entrenamientos, incluso hacer pequeños parones, que impidan que nuestro organismo se adapte.

Los hábitos alimenticios

Lo que comes importa y mucho, así que es importante revisar tu dieta ya que la pérdida de peso es el 75% de lo que comemos y el 25% restante es ejercicio. Hacer muchas clases de ciclo indoor no nos da carta blanca para abandonarte a la gula, y si comes sin control, especialmente las llamadas calorías vacías como el alcohol, la bollería industrial o la comida rápida, por muchos pedales que des todos los días no serán suficientes si quieres perder peso y olvidarte de esa maldita barriga.

En este caso la estrategia es: comer equilibrado y evitar alimentos procesados.

El déficit calórico

¿Por qué? Porque la pérdida de peso se produce cuando quemamos más calorías de las que ingerimos.

Un ejemplo muy básico: si haces una clase de ciclo y quemas 400 calorías y después comes 700 calorías, has sumado 300. pura matemática, sumas y restas!

Como la pérdida de grasa es generalizada, y no en zonas específicas, esto quiere decir que para bajar la grasa abdominal o grasa localizada tienes que disminuir la grasa de todo tu cuerpo.

No todo tu peso extra es grasa, no te fíes de los números de la báscula. El músculo pesa, así que no te asustes. Si estás entrenando fuerza y estás construyendo músculo, es posible que no veas cambios en tu peso, incluso que puedas llegar a subir algo de peso, esto es totalmente normal.

Y, por supuesto, no se trata de no comer para bajar peso, si haces esto pones en riesgo tu salud y el día menos pensado llegará el efecto rebote y terminarás engullendo como un animal.

Por tanto, recuerda, la estrategia, haz un déficit calórico equilibrado y con sentido.

Con todo lo que hemos visto y comentado, esperamos que puedas trazar una buena estrategia. Recuerda, no te obsesiones por perder peso, lo mejor es tener un estilo de vida saludable, y si decides bajar de peso, que lo hagas de manera progresiva y con cabeza.

¡Nos vemos en el próximo artículo, pero mientras ese momento llega y volvemos a encontrarnos, que seas muy feliz y practiques bestcycling.