Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias. Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias.

Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

Beneficios del ejercicio aeróbico en el cerebro

Hola Bestcyclista! Hoy vamos a compartir contigo los principales beneficios que tiene el ejercicio aeróbico sobre el cerebro.

Y este es uno de esos vídeos que creemos que te va a sorprender, especialmente cuando te cuente los beneficios que tiene el ejercicio aeróbico sobre el envejecimiento y el funcionamiento correcto de nuestro cerebro.

Cuando pensamos en hacer deporte, la mayoría nos centramos inicialmente en los beneficios físicos externos que tiene la práctica del deporte; adelgazar, tonificar nuestro cuerpo, vernos bien en el espejo, mantenernos jóvenes durante más años… Y todo eso está bien, especialmente si eso te sirve como motivación inicial para dejar de lado el sedentarismo y comenzar a moverte.

Pero lo que parece que hemos olvidado la mayoría es que los seres humanos hemos evolucionado a lo largo de miles de años para ser físicamente activos. Es algo que llevamos en los genes. Por esa razón una vida sedentaria nos lleva a la enfermedad, y una vida activa nos lleva a vivir más años con mayor salud.

Y dado que lo llevamos en los genes, la actividad física no solo nos va a proporcionar todos esos beneficios externos que la mayoría deseamos, sino que nos va a proporcionar un montón de beneficios internos en todo nuestro cuerpo. Y aunque no sean tan visibles como perder peso y vernos bien en el espejo, son importantísimos para el correcto funcionamiento de todo nuestro cuerpo.

Esos beneficios internos afectan a todo tu cuerpo, y para hablarte de todos ellos necesitaríamos un artículo muy largo, por eso te vamos a hablar específicamente de los 6 principales beneficios que tiene el ejercicio aeróbico sobre el cerebro.

Artículo basado en el libro

El contenido de este vídeo lo hemos obtenido del libro “¿Qué sabemos del cerebro y el ejercicio?” Escrito por José Luis Trejo y Coral Sanfeliu, ambos investigadores del CSIC, y cuyo campo de investigación está centrado en los efectos del ejercicio sobre el cerebro y el envejecimiento.K

Es un libro super aconsejable si te interesan estos temas. Te dejamos el enlace aquí por si te interesa ampliar la información sobre este tema.

Diferentes tipos de ejercicios

Antes de hablarte de los beneficios nos gustaría explicarte la razón por la cual hablamos específicamente de los beneficios que tiene el ejercicio aeróbico sobre el cerebro, y no hablamos de ejercicio en general o de otras formas de entrenamiento como el entrenamiento de la fuerza.

Y la razón es que en este mismo libro, los autores argumentan que hasta el momento, se considera que las actividades que son predominantemente aeróbicas, como andar, correr, ciclismo, o cualquier actividad que provoque un aumento moderado del ritmo cardiaco de forma sostenida, son las que tienen una mejor respuesta en el organismo en cuanto a la mejora de la salud cardiovascular, metabólica y especialmente de la función cerebral, que es lo que nos interesa en este artículo.

El entrenamiento de la fuerza, con ejercicios como levantar pesas, es también muy importante para otras cosas como evitar el debilitamiento y la sarcopenia con la edad avanzada, pero en general, el entrenamiento de la fuerza y de la resistencia muscular, tiene un menor efecto sobre la salud en general y especialmente sobre el cerebro.

Con esto no te estamos diciendo que el entrenamiento de la fuerza no sea importante. El entrenamiento de la fuerza es muy importante, y sin duda lo mejor es combinar días de entrenamiento aeróbico con días de entrenamiento de fuerza, tal y como te hemos recomendado en muchas ocasiones. Pero lo que dicen los autores es que en base a los estudios actuales, el entrenamiento aeróbico tiene mayores beneficios sobre la salud en general y especialmente sobre la mejora de la funcionalidad cerebral.

Una vez aclarado esto, vamos a ver los 6 beneficios que tiene el ejercicio aeróbico sobre nuestro cerebro;

Mejora del flujo sanguíneo

El primer beneficio y posiblemente el más importante es que el ejercicio aeróbico mejora del flujo sanguíneo en el cerebro.

El mayor beneficio del ejercicio aeróbico es que mejora el sistema cardiovascular, y esto afecta positivamente a todo el cuerpo. El sistema cardiovascular es el encargado, entre otras cosas, de llevar el oxígeno y los nutrientes a los múksculosk y al cerebro. Así que un sistema cardivascular que funcione bien es la base principal de nuestra salud, porque todo nuestro cuerpo depende de ello.

Cuando el sistema cardiovascular funciona bien gracias al ejercicio, el flujo de sangre llega con mayor facilidad al cerebro, lo que significa que llegarán más oxígeno y nutrientes al cerebro y esto ayudará a mejorar toda la función cerebral y la agudeza mental.

Estimula el crecimiento de neuronas

El segundo beneficio es que el ejercicio aeróbico estimula el crecimiento de nuevas neuronas.

Se ha demostrado que el ejercicio aeróbico promueve la neurogénesis, que es el proceso de formación de nuevas neuronas en el cerebro. Y especialmente cuando el ejercicio es moderado los beneficios de esta neurogénesis son mayores y es especialmente importante en regiones del cerebro relacionadas con la memoria y el aprendizaje. Es por esta razón por la que el ejercicio aeróbico puede ser muy bueno para reducir las pérdidas de memoria con la edad, o para mejorar el funcionamiento de aprendizaje si estás estudiando.

Reducción del estrés y la ansiedad

El tercer beneficio es la reducción del estrés y la ansiedad.

El ejercicio aeróbico libera endorfinas, que son sustancias químicas que pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. Además, mejora la regulación de neurotransmisores como la serotonina, lo que también contribuye a un estado de ánimo más positivo.

Esto provoca que el ejercicio ayude a reducir el riesgo de desarrollar depresión, gracias a la liberación de sustancias químicas cerebrales que mejoran el estado de ánimo.

Y esto es algo de lo que hemos hablado en muchas ocasiones, el ejercicio aeróbico como montar en bici te hace sentir bien. Cuando estás pasando por momentos de estrés o estados de ánimo negativos, un poco de ejercicio aeróbico puede hacer maravillas sobre tu estado de ánimo y ayudarte a superar ese mal momento de forma más rápida. Por eso te decíamos que lo llevamos en los genes, todo nuestro cuerpo, incluso nuestro estado de ánimo, dependen mucho nuestra actividad física.

Algo muy importante en este punto es que la intensidad del ejercicio puede provocar el efecto contrario, y es que para obtener estos beneficios es necesario hacer ejercicio de intensidad moderada. Por debajo de esa intensidad moderada no se obtendrán esos beneficios, y si nos excedemos y realizamos un ejercicio extenuante, las neuronas que se activarán serás las que median en los efectos del estrés, anulándose esos efectos beneficiosos y provocando el efecto contrario.

Mejora de la cognición

El cuarto beneficio es la mejora de la cognición.

El ejercicio aeróbico regular se ha asociado con un mejor rendimiento en tareas cognitivas, como la toma de decisiones, la resolución de problemas, la memoria y la rapidez de procesamiento mental.

Y no solo eso, sino que también se ha demostrado que aumenta la concentración y la atención, lo que puede ser beneficioso tanto en el trabajo como en el aprendizaje.

Estas mejoras se han detectado independientemente de la edad y de si se realizaba ejercicio anteriormente. Es decir, que desde el momento en el que empiezas a realizar ejercicio aeróbico, tu memoria, rapidez de procesamiento y toma de decisiones comenzará a mejorar.

Mejora de la calidad de sueño

El quinto beneficio es que mejora de la calidad del sueño.

El ejercicio aeróbico moderado puede promover un sueño más profundo y reparador, lo que es fundamental para una función cerebral óptima.

Cuando duermes poco o tu sueño es de baja calidad se activa de nuevo la respuesta al estrés, elevándose los niveles de cortisol, con todos los efectos negativos que tiene. El ejercicio aeróbico moderado ayuda a promover un sueño más profundo y reparador.

De nuevo, la intensidad del ejercicio es esencial. Porque un ejercicio muy intenso provocaría una respuesta al estrés que haría todo lo contrario, haciendo que durmiéramos peor.

Protege nuestro cerebro contra el envejecimiento

Y el sexto beneficio es que el ejercicio aeróbico protege nuestro cerebro contra el envejecimiento.

El ejercicio aeróbico puede ayudar a proteger el cerebro contra el envejecimiento y reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas, como la demencia cardiovascular, el Alzheimer, el Parkinson y problemas carviovasculares como sufrir un ictus.

Este beneficio está directamente relacionado con el beneficio número 1 de aumentar el riego sanguíneo en el cerebro.

Con los años todo nuestro cuerpo envejece. Envejece por fuera de manera visible, porque aparecen arrugas, el pelo se vuelve canoso, perdemos masa muscular… Y por dentro también sucede lo mismo aunque nosotros no nos demos tanta cuenta. El sistema cardiovascular también envejece, haciendo que las arterias se vuelvan más rígidas.

Esto afecta especialmente al cerebro porque el cerebro depende del oxígeno y nutrientes que llegan a través de micro capilares que llevan la sangre a todo nuestro cerebro. Cuando nuestro sistema cardiovascular envejece, esos micro capilares se vuelven rígidos y provoca que la sangre llegue con mayor dificultad, lo que provoca que menos oxígeno llegue al cerebro y eso provoca que algunas neuronas comiencen a morir. Y es esa muerte neuronal debido al envejecimiento del sistema cardiovascular la causante de la fallos en el funcionamiento normal de la memoria y hasta puede generar una demencia cardiovascular.

Por eso el ejercicio aeróbico es tan importante, porque el ejercicio aeróbico mantendrá nuestras arterias flexibles y eso mantendrá el flujo de sangre y oxígeno a nuestro cerebro a pleno rendimiento, ayudando a preservar el correcto funcionamiento de nuestro cerebro mientras envejecemos.

Intensidad adecuada para obtener esos beneficios

Es importante entender que estos 6 beneficios beneficios pueden variar según la duración, la intensidad y la regularidad del ejercicio. Para obtener esos beneficios es necesario una rutina de ejercicio regular. No esperes obtener muchos beneficios tras hacer ejercicio un único día. Necesitas tiempo y regularidad, como con casi todas las cosas importante en la vida.

Y no solo eso, sino que la intensidad del ejercicio, tal como te he mencionado varias veces en este vídeo es esencial para obtener esos beneficios.

Estos beneficios se obtienen únicamente cuando se entrena de forma aeróbica a la intensidad adecuada. No vale entrenar a cualquier intensidad, porque cuando entrenas de forma excesivamente intensa no solo que no vas a obtener esos beneficios, sino que además podría ser contraproducente e incluso provocar lo opuesto a lo que te gustaría conseguir.

Ppor esta razón deberías usar siempre un pulsómetro. Esto es algo de lo que te he hablado con anterioridad en otros vídeos. Si no lo has visto, te recomiendo que veas el vídeo en el que te hablo de este tema y del uso del pulsómetro. Te dejo por aquí arriba y en la descripción el enlace al vídeo.

Ojalá que este artículo te haya inspirado a ver el deporte, no como algo a hacer únicamente para tener una buena imagen, sino más bien como algo necesario en nuestras vidas, para tener más salud, para envejecer mejor, para que todo nuestro organismo, y en especial nuestro cerebro, funcione mejor, y de alguna forma para ser más felices.

Porque como te hemos comentado antes, los seres humanos llevamos en los genes la necesidad de la actividad física, y cuando no haces deporte lo único que estás provocando es hacerte daño a ti mismo. Y no solo a nivel de imagen, sino como has visto a todos los niveles.

Lo mejor que puedes hacer en este momento es dejar el móvil, dejar el ordenador, y comenzar a moverte.

Nos vemos en el próximo artículo. Hasta que llegue ese momento, cuídate mucho, y practica Bestcycling!