Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias. Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información sobre las actividades de navegación, mejorar nuestros servicios y adaptar la publicidad a tus preferencias.

Para más información acude a nuestra Política de cookies. Puedes aceptar, rechazar o personalizar tus preferencias de cookies haciendo click en “Configurar”.

¿Por qué cada vez me siento más rígido? Trabaja tu flexibilidad

Posturas imposibles, gente haciendo estiramientos a lo maestro shaolin o contorsionistas de circo. Todo esto es lo que nos llega a través de la redes sociales que nos hablan de flexibilidad, y claro, al verlo sentimos que esto no es para nosotros.

Si no eres una persona flexible te alegrará saber que no necesitas serlo tanto, a menos que tú lo desees por algo, sin embargo, lo que no sabemos es que todo el mundo necesita cierto nivel de flexibilidad y movilidad por salud, y en este artículo te contamos el porqué.

¿Cuánto de flexible debo ser?

Todo el mundo deberíamos ser suficientemente flexibles al menos para adaptarse a nuestro estilo de vida y objetivos, y esto es diferente para cada uno de nosotros. El tema importante aquí es que la flexibilidad disminuye con la edad, y aunque no necesitemos un grado elevado de flexibilidad, tenemos que intentar perder la menos posible.

¿Por qué cada vez me siento con mayor rigidez? 

El ser humano nace, en la mayoría de los casos, con la flexibilidad prácticamente al máximo, la expresión "los niños son de goma", se debe a esa elasticidad muscular y a los completos rangos de movimientos que poseemos a esa edad.

Todo empieza a verse truncado en el momento en el que coartamos ese continuo movimiento libre y lo vamos sustituyendo, por horas y horas de flexión de cadera , es decir, de estar sentado. Si te paras a pensar en nuestro estilo de vida actual, ya desde la infancia pasamos largos periodos de tiempo sentados durante todas esas horas de colegio, deberes en casa, ver la televisión, y luego continuamos en nuestra edad adulta sentados en la universidad, en el coche, la oficina. No somos conscientes de lo malo que es esto para nosotros ni de nuestras limitaciones funcionales y de movimiento hasta que todo deriva en rigidez, incluso en dolor.

Cuando permanecemos sentados durante mucho tiempo, la espalda baja se contrae y los músculos posteriores de nuestras piernas, en especial los isquiotibiales, se acortan. El acortamiento de los músculos isquiotibiales supone una tracción posterior sobre la pelvis que es rotada hacia atrás, lo que se llama retroversión, esta situación conlleva una rectificación de la columna lumbar.

El acortamiento de esta musculatura impide o disminuye los movimientos de anteversión que realiza la pelvis de forma natural, provocando rigidez y disminuyendo la capacidad de flexión de cadera. A menudo, esta limitación de flexión de cadera es compensada con alteraciones posturales a nivel dorso-lumbar.

Esto provoca una mayor afectación de los discos intervertebrales, debido a las mayores cargas que actúan sobre ellos, y por tanto, aumentando el riesgo de dolor lumbar, aparición de hernias, protusiones y otras patologías. Este es solo un ejemplo de descompensación muscular y restricción de movimiento, pero con todo el cuerpo sucede lo mismo, cuando un músculo o articulación no realiza su función correcta, el cuerpo siempre compensa para hacer la acción que necesita.

Además del estilo de vida actual y del paso del tiempo, debemos de tener en cuenta que el cuerpo humano es muy sabio y eficiente, y tiende a conservar los recursos que utiliza y de igual manera a desechar los que no utiliza. Si no entrenamos nuestros músculos, se debilitan y pierden parte de su función, y si no usamos con regularidad el rango completo de nuestras articulaciones con movimientos específicos para ello, haremos que este rango disminuya todavía más rápidamente y créeme la mayoría de la gente no ha entrenado el rango completo de sus articulaciones en años y ahí esta el porqué cada vez formamos parte de una sociedad más y más rígida.

Lo que nadie sabe sobre flexibilidad y movilidad

Hoy en día el trabajo de flexibilidad y movilidad cumple como base sustentadora de toda disciplina deportiva, tanto amateur como profesional, ya que independientemente del nivel del deportista, puede librarse de pasar muchos momentos de dolor, alargar tu carrera o la práctica deportiva varios años o incluso evitar el quirófano.

Y es que cuando practicamos este tipo de trabajo, tendemos a pensar que solo buscamos estirar para ser más elásticos, y poder conseguir hacer posturas imposibles sin más o que estamos estirando para relajar la musculatura tras un esfuerzo, pero va mucho más allá, buscamos también ganar rango de movimiento y tener una buena estabilidad dentro de ese rango, evitando así limitaciones, y no sentir que debemos forzar la articulación para realizar un movimiento que debería ser natural.

Lo que no se conoce es que en una buena sesión de movilidad y flexibilidad, y puedes llamar a este tipo de trabajo como tú quieras: rutina de movilidad y flexibilidad, Bestbalance, Pilates, Yoga… no estamos haciendo solo estiramientos, estamos haciendo además ejercicios de propiocepción, de activación, de control motor y compensación, y todo ello es lo que hace que consigamos verdaderos resultados a la hora de mejorar nuestra movilidad y de tener un cuerpo más sano, recuperando todas sus capacidades, consiguiendo así unas articulaciones a prueba de balas y unos movimientos correctos.

Recomendaciones

El trabajo de flexibilidad y movilidad es el gran olvidado dentro del entrenamiento y en muchos casos puede marcar la diferencia. Un buen rango de movimiento es sinónimo de una estructura fuerte, equilibrada, compensada y adaptada a los movimientos del entrenamiento y del día a día.

Muchas lesiones y problemas musculares y tendinosos pueden venir de un mal rango de movimiento, es por ello que desde Bestcycling queremos animarte a que no dejes de entrenar la movilidad y flexibilidad y le des la importancia que tiene en tu entrenamiento, y si no sabes cómo o por donde empezar, en nuestro canal de Youtube, podrás encontrar clases completas de trabajo de flexibilidad y Pilates que te ayudarán con ello, y si lo que te viene en este momento a la mente es que no dispones de suficiente tiempo, no te preocupes, te dejo también un link directo a un vídeo donde te explicamos los 2 mejores ejercicios de movilidad, ideales para flexibilizar la musculatura que más sufre, practicarlos no te llevará a penas tiempo y será un gran comienzo para empezar a sentir todos sus beneficios.

Espero que te sea útil esta información, que hayamos podido reflejar que el trabajo de flexibilidad no se trata solo de adoptar ciertas posturas de enorme dificultad y prácticamente imposibles para la gran mayoría de las personas ,y que entiendas lo importante que es realmente para nuestra salud mantenernos flexibles, y quién sabe?..quizás hasta te hayamos creado un nuevo reto o propósito de año nuevo!.., y si es así me encantaría leerte en comentarios .

Gracias por llegar hasta aquí, que seas muy feliz y que practiques Bestcycling.